Crema Catalana
Foto de la receta
Historia

La crema catalana actualmente está documentada en la literatura catalana. Ya aparece en los recetarios medievales catalanes Llibre de Sent Soví (siglo XIV) y Llibre del Coch (siglo XVI), y se considera uno de los postres más antiguos en Europa dentro de su categoría, a pesar de ser una evolución de las clásicas natillas, que ya existían en la República romana varios siglos antes de Cristo.

Ingredientes

Ingredientes: (4-6 porciones)

  • 1 litro de leche entera
  • 6 yemas de huevos grandes
  • 40 gramos de fécula de maíz
  • la piel de media naranja
  • la piel de medio limón
  • una ramita de canela del tamaño de un dedo
  • 100 gramos de azúcar para la crema
  • Un poco más de azúcar para caramelizar por encima
  • Papel film
Preparación
  • Pon en una olla 1 litro de leche entera. Añade la piel de media naranja, la piel de medio limón y una ramita de canela del tamaño de un dedo. Deja a fuego medio alto hasta que casi hierva la leche y entonces aparta del fuego, tapa la ola y deja que se repose la leche durante 30 minutos o una hora.
  • Pasado este tiempo coloca en un bol 6 yemas de huevos grandes, añade 100 gramos de azúcar y mezcla lo justo para que se integre el azúcar. Añade luego 40 de fecula y vuelve a mezclar solo un poco.
  • Ahora pon un colador de malla fina sobre el bol donde están los huevos y cuela la leche que hemos reposado. Mezcla hasta que esté todo bien integrado, pero no mezcles más de lo necesario.
  • Agrega el contenido del cuenco en una olla y deja a fuego medio sin parar de remover con una cuchara de madera o una espátula de silicona. Para saber cuándo está lista la crema catalana hay que ir mirando el dorso de la cuchara. La crema estará en su punto cuando se forme una capa densa en el dorso de la cuchara. Si quieres saber cuál es el punto exacto pasa el dedo por el dorso de la cuchara y cuando se separe la mezcla sin unirse estará lista.
  • Cuando la crema catalana haya espesado apartamos inmediatamente del fuego.
  • Pon un colador de malla fina sobre un bol grande y cuela la crema. De este modo si nos hemos despistado a la hora de remover y se nos ha cuajado un poco de huevo podremos retirarlo sin problemas.
  • Reparte la crema en 6 cazuelitas pequeñas o en cuatro más grandes y deja que se enfríen antes de cubrirlas con papel film y meterlas en la nevera durante al menos 1 hora (están mucho más buenas de un día para otro en la nevera).
  • Cuando estén bien cuajadas las cremas añade un poco de azúcar por encima antes de servir y con la ayuda de un soplete carameliza el azúcar para que se forme una capa crujiente y fina de caramelo. Y eso es todo, ya solo te queda disfrutar de tu crema catalana y listo!!!