Torta de Viana
Foto de la receta
Historia

En la rica y vasta pastelería de Viana do Castelo, destaca este pastel, de origen convento, muy apreciado en toda la región y una de las famosas recetas de Portugal.

Ingredientes

De 6 a 8 Porciones:

Ingredientes Para la torta:

  • 180 gr. de chocolate
  • 180 gr. de azúcar
  • 180 gr. de mantequilla
  • 7 huevos
  • 110 gr. de harina
  • 60 gr. de almendras
  • Mermelada del sabor que más te guste

Para la cobertura:

  • 150 gr. de chocolate negro
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas grandes de nata líquida o queso crema
Preparación
  1. Tienes que tener la mantequilla bien blanda y manejable. Ponla en un bol y la bates con 160 gr. de azúcar (el resto guárdalo para luego). Conseguida una especie de crema, agrega las yemas de los huevos sin las claras, para utilizarlas después, y vuelve a batir hasta lograr una mezcla homogénea.
  2. Derrite el chocolate en el microondas o al baño maría o en una cacerola con un poco de mantequilla y agrégalo a la mezcla, luego bate de nuevo.
  3. Maja las almendras en el mortero, hasta que acaben bien molidas y las incorporas a la mezcla. Seguidamente vierte la harina tamizada, en forma envolvente con una paleta sin dejar de remover en ningún momento y bate hasta que la mezcla tenga más consistencia y se integre.
  4. En otro bol vas a batir las claras que has guardado de los huevos junto con el azúcar restante, para llevarlas al conocido punto de nieve. Se lo incorporas a la otra mezcla en forma envolvente hasta integrar todo.
  5. Unta con mantequilla, o enharina, el molde que vayas a utilizar. Vierte la mezcla y mete al horno a 180º C por 10 minutos. Terminado, baja la temperatura a 160º C y deja que se haga por unos 25 minutos.
  6. Mientras se enfría un poco, vamos a ocuparnos de la cobertura. Agrega el chocolate a una olla, junto con dos cucharas de mantequilla y cuatro grandes de nata líquida o queso crema, y remueve hasta hacer una mezcla única.
  7. Con el bizcocho ya más frío, lo cortas por la mitad en horizontal. Recubre la parte baja con la mermelada del sabor que prefieras, aunque te recomendamos que mejor utilices la de albaricoque, y une las dos partes.
  8. Solo te queda derramar el chocolate que has preparado, untar bien y meter la tarta en la nevera para