Pastel de Chucho Margariteño
Foto de la receta
Historia

Los contrastes de texturas y sabores son muy populares en los pasteles venezolanos, La combinación dulce-salado se evidencia rápidamente en los ingredientes del pastel de chucho: plátano maduro, melao de papelón, pescado desmenuzado y queso rallado. El chucho es un pez que pertenece a la familia de las rayas y se caracteriza por poseer un cuerpo aplanado, semirredondo de la cabeza a la cola. Suele medir alrededor de un metro de ancho (aunque ocasional-mente crece hasta 2 metros). Lo que se comercializa son las aletas, que poseen una carne firme y muy gustosa. Existen numerosas versiones de este pastel, propio de la región nororiental del país: hay quienes lo preparan con chucho salado o con cazón, o lo "internacionalizan' agregándole salsa bechamel.

Ingredientes

Ingredientes (para 8 personas)

Pescado

  • 1 ½ kg de chucho o de cazón
  • El jugo de 1 limón
  • 3 cucharadas de sal (aproximadamente)

Sofrito

  • ½ taza de aceite de oliva
  • 2 cebollas en cuadritos
  • 2 pimentones en cuadritos
  • 6 ajíes dulces en cuadritos
  • 3 tallos de cebollín en cuadritos
  • 3 ramitas de cilantro cortadas finamente (sin los tallos)
  • Sal y pimienta al gusto

pastel

  • 2 tazas de aceite vegetal
  • 4 plátanos bien maduros
  • Papel absorbente (opcional)
  • Mantequilla (para engrasar el molde)
  • 300 grs de queso blanco duro rallado
  • 6 huevos
  • 1 taza de melao de papelón
Preparación
  1. Se limpia el chucho o cazón con abundante agua y limón, y se hierve en agua con sal hasta que su consistencia sea blanda pero firme.
  2. Se cuela el pescado y se deja reposar hasta enfriar. Luego se retiran la piel y los cartílagos, dejando sólo la pulpa de la carne, que se desmenuza.
  3. En un caldero o sartén se calienta el aceite de oliva y se agregan los ingredientes del sofrito, uno a uno y en este orden: la cebolla, el pimentón, los ajíes, el cebollín y el cilantro (se saltean por 1 minuto cada uno antes de añadir el siguiente). Por último, se añade el pescado desmenuzado, se salpimienta y se cocina a fuego bajo hasta obtener un guiso (aproximadamente unos 15 minutos).
  4. Se pelan los plátanos y se rebanan en tajadas (de 2 cm aproximadamente), haciendo cortes a lo largo.
  5. En una sartén, se calienta el aceite vegetal a fuego alto. Se fríen las tajadas de plátano por ambos lados, hasta que estén doradas (con cuidado para que no se quemen). Se escurren sobre papel absorbente.
  6. Se unta la mantequilla en un molde refractario. Se coloca una capa de tajadas de plátano y otra de queso blanco rallado.
  7. Se baten los huevos y se vierte una capa mínima. Encima se coloca el guiso de chucho, otra capa de plátano, otra de queso y una de melao de papelón, Se repite el procedimiento hasta llegar al tope del molde y se finaliza con una capa de huevo.
  8. Se hornea el pastel en el horno, precalentado a 350° C, durante 20 minutos.

Sugerencia

  • Acompañar con ensalada fresca y tomates margariteños.