Arroz Blanco
Foto de la receta
Historia

Suave, firme y suelto, el arroz blanco es contorno más popular en el país. Gracias a su sabor neutro y su fácil combinación con salsas, resulta siempre un buen acompañante para todo tipo de carnes y vegetales.

Ingredientes

Ingredientes (para 6 porciones)

  • 4 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de aceite de maíz
  • 2 dientes de ajo picaditos
  • 1 cebolla mediana cortada en dos
  • ¼ de pimentón rojo en julianas
  • ¼ de pimentón verde en julianas
  • 2 tazas de arroz
Preparación
  1. En una olla se colocan el agua, la sal, el aceite, el ajo, la cebolla y las tiras de pimentón. Se calienta a fuego alto y sin tapar hasta que hierva. Se introduce el arroz, se revuelve y se deja cocinar por unos 5 0 7 minutos, hasta que casi se evapore el agua.
  2. Se baja el fuego y se tapa la olla. Se cocina durante 15 minutos, hasta que el arroz esté blando, seco y suelto.
  3. Se retira del fuego y se le sacan los aliños.

Opcional

  • Otra forma de preparación es la siguiente: se sofríe el arroz con los aliños a fuego alto y se añade el agua. Se calienta hasta que el líquido empiece a burbujear en la superficie. Se baja el fuego y se deja cocinar hasta que se complete la evaporación del agua.

Confidencias de la preparación

  • Para que el arroz quede perfecto, suelto y blanco, es recomendable, aparte de lograr el punto de cocción exacto, agregarle un chorrito de jugo de limón o de vinagre blanco.
  • Al igual que la pasta, un arroz bien cocido debe estar tierno por fuera, pero por dentro, debe ofrecer cierta resistencia al diente.
  • El arroz siempre debe cocerse sin tapar la olla hasta último momento, y de revolverse, debe hacerse con un tenedor (nunca con una cuchara por qué se aglomera).